Consejos y precauciones para utilizar la chimenea con seguridad

Encender un fuego en nuestra chimenea se convierte en uno de los mejores momentos del día y en el centro del hogar para toda la familia. Desgraciadamente, cada año, vemos las mismas noticias en televisión, incendios y accidentes provocados por el mal uso de las chimeneas. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para poder disfrutar de la chimenea minimizando los riesgos.

-No enciendas el fuego con productos inflamables. Utiliza siempre pastillas específicas para encender el fuego o un trozo de papel de periódico con un poco de leña pequeña.

-Usa solo leña seca o pellets. La leña verde contiene humedad que contribuye a la creación de hollín.

-Haz fuegos pequeños y vivos que ardan por completo, los fuegos grandes son lentos y su temperatura es inferior, lo que provoca más humo y hollín.

-Mantén limpios los conductos de la chimenea y asegúrate que no pierda humo. La acumulación de humo es tóxico.

-Si la chimenea es abierta, pon siempre una pantalla que pueda evitar que las chispas salten fuera.

-No coloques junto a la chimenea elementos y materiales que sean fácilmente inflamables, ropa, mantas, papel, alfombras.

-Nunca abandones la casa o te acuestes con el fuego encendido.

-No permitas a los niños jugar con el fuego en ninguna circunstancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here