Cómo debemos cuidar y conservar nuestros cables

¿Sabías que un cable correctamente tratado puede tener una vida útil de veinte años?

De igual forma que ser conscientes del correcto estado de nuestra instalación puede resultar más complejo al requerir la intervención de un profesional, sí está en nuestras manos velar por el correcto estado de nuestros cables. Una simple inspección visual y un correcto manipulado y almacenaje de los cables, puede evitarnos muchas situaciones peligrosas. Aquí te proponemos algunos breves consejos.

Uso y mantenimiento

Comprueba que no tienes cables pelados con partes en tensión sin proteger.

Inspecciona también las conexiones de las clavijas.

No coloques los cables sobre hierro, tuberías, chapas o muebles metálicos.

Evita que los cables estén excesivamente tensos, tengan nudos o queden “pillados” por muebles, mesas, etc.

Si detectas que una parte del cableado se calienta, deséchalo inmediatamente.

Al desconectar un aparato de la red, tira de la clavija, nunca del cable.

Usa los sujetadores plásticos en aquellos tramos de cable que resultan demasiado extensos.

Identifica tus clavijas con etiquetas. Este simple procedimiento te facilitará mucho las cosas cuando estés bajo tu escritorio y necesites desconectar un dispositivo específico, sin tener que seguir todo el cable hasta encontrar el aparato deseado.

Recuerda: Un inadecuado enrollado y mantenimiento de los cables, puede provocar serios riesgos de accidente eléctrico e incendio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here