Deja atrás el sedentarismo ¡Levántate del sofá!

¿Sabías que más del 60% de la población mundial realiza una actividad física insuficiente?

Como promedio, una persona adulta, pasa más de la mitad del día sentada. Este dato, si eliminamos la casi ocho horas que dedicamos como media al sueño, nos ofrece una tasa de inactividad cercana al 60%.
Esta inactividad, tiene efectos negativos globales sobre nuestro organismo de diferente gravedad: riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad, atrofia de la musculatura, reducción de la densidad ósea, estados de apatía y baja autoestima, etc.


¿Qué podemos hacer?


Realiza actividad física moderada pero regular. Lo ideal: andar todos los días.
Lleva a cabo una adecuada alimentación, ya que en muchos casos, el sedentarismo lleva asociados malos hábitos alimenticios.
Sé consciente de que el sedentarismo no es el estado natural del hombre: el sedentario no nace, se hace.
Educa a los niños en la actividad física frente a la televisión o los videojuegos.
Incluye la actividad física en tu día a día: no utilices el ascensor, disminuye el uso del coche para trayectos cortos, da un paseo después de comer.
Recuerda: El sedentarismo se encuentra entre los principales factores de riesgo de muerte prematura a nivel mundial.