¿Por qué los astronautas suelen tener fiebre?

Desde el primer momento en el espacio exterior, el cuerpo humano comienza a adaptarse al estado de gravedad mucho menor. Los científicos han sabido por mucho tiempo que los viajes espaciales pueden debilitar el sistema inmunológico y reducir la masa ósea, pero ahora los investigadores del Hospital Universitario Charité de Alemania han descubierto que la gravedad reducida también aumenta la temperatura corporal de los astronautas en el espacio.

Ellos desarrollan una fiebre que aumenta durante sus primeros dos meses y medio y luego persiste a poco más de 37° C., incluso llegando a alcanzar los 40°C. mientras hacen ejercicio. En la Tierra eso se considera una fiebre alta. La explicación: el intercambio de calor entre el cuerpo y su entorno es mucho más lento en condiciones de microgravedad. Estos nuevos hallazgos son importantes para la planificación de vuelos espaciales largos, como una misión tripulada a Marte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here