Crean la pizza perfecta a partir de una ecuación

Físicos italianos crearon una ecuación de “pizza perfecta”

El estudio fue realizado por los físicos Andrey Varlamov y Andreas Glatz y el antropólogo de alimentos Sergio Grasso.

Si quieres comer la pizza más científicamente perfecta del mundo, tienes dos opciones: una, volar a Nápoles y pedir una “pizza margarita” recién sacada del horno; o dos, resuelva una larga ecuación termodinámica para simular esa gloriosa pizza italiana en su horno eléctrico en casa. Esa es la premisa básica de un nuevo artículo titulado La física de hornear una buena pizza, publicado a principios de este año en el diario preimpresión arxiv.

El secreto de una pizza auténtica es la física del horno de ladrillos. Con un fuego de leña ardiendo en una esquina, el calor se irradia de manera uniforme a través de las paredes curvas y el piso de piedra del horno, asegurando un horneado uniforme en todos los lados de la pizza. En condiciones ideales, escribieron los autores, una única “pizza margarita” podría hornearse a la perfección en exactamente dos minutos en un horno de ladrillos calentado a 330 grados centígrados. Cuando los ingredientes adicionales requieren un tiempo de horneado adicional, algunos pizzaiolos pueden levantar la pizza con una pala de madera o aluminio durante unos 30 segundos adicionales “para exponer la pizza a solo la irradiación con calor” y evitar un fondo tostado, escribieron los autores.


¿No tienes un horno de ladrillos en casa porque eres una persona normal?, los autores han descrito de manera útil cómo simular esa pizza a la perfección de Nápoles en un horno eléctrico estándar.

Usando una ecuación termodinámica, los autores determinaron que una pizza cocinada en un horno eléctrico podría cumplir condiciones similares a las de un horno de ladrillo napolitano, al reducir la temperatura a 230 grados Celsius durante 170 segundos. De manera crucial, los autores señalaron que es posible que los aspirantes a ingredientes para cocinar pizzas con mayor contenido de agua (básicamente cualquier verdura adicional), deban dejar sus pizzas en el horno por más tiempo, ya que la pizza devolverá más calor al horno por evaporación.

Mientras que los autores del estudio concluyeron que su pizza casera probablemente nunca será tan perfecta como una pizza fresca, cocinada en un horno de ladrillos refractarios, la física aún le puede ayudar a dar un paso en la dirección correcta, hacia una propuesta más sabrosa a la hora de la cena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here