¿Y qué hago ahora? Gestión de una situación de crisis

¿Sabías que los chinos utilizan dos pinceladas para escribir la palabra crisis (wei-chi)? Una pincelada significa peligro y la otra oportunidad.

Una crisis es una situación que nos estresa, angustia e incluso puede paralizarnos momentáneamente porque nos encontramos ante algo nuevo y los recursos que siempre utilizamos no funcionan. De nuestra actitud y nuestra forma de reaccionar ante esta situación límite dependerá en buena parte darle solución.

Cómo actuar ante una situación de crisis

Identifica el problema


Describe la situación refiriéndote únicamente a los hechos. Trata de ser lo más realista posible, no te dejes llevar por la imaginación, que en esos momentos no tiene freno. No pienses en lo que crees que pueda suceder, atente sólo a lo que está sucediendo en este momento, con frialdad.


Elige tu reacción


Aunque no puedas cambiar la causa de la crisis, si puedes decidir cómo enfrentarte a ella. La inactividad puede ser definitiva.


Prepara un plan


A veces una simple acción puede resolver una situación, pero lo normal es que necesitemos varios pasos para su resolución. Prepara una linea de actuación con metas objetivas alcanzables y tiempos reales de ejecución. No te obsesiones con el fin. Concéntrate en cada una de las metas, eso hará que manejes mejor el estrés.


Actúa


Una vez analizada la causa y las formas de enfrentarte a ella, no te quedes ahí, toma medidas lo antes posible. Se perseverante y no te desanimes ante la primera dificultad que pueda surgir.
Recuerda: La correcta gestión de una crisis es fundamental para resolver con éxito el problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here