Las excentricidades del líder

A pesar de su porte correcto y serio en los eventos políticos, el líder ruso Vladímir Putin también ha sido visto en singulares ocasiones que lo han puesto en la mira de las cámaras. Hemos recopilado algunos de sus momentos más extravagantes.

Día de pesca

Con el pecho desnudo y un pantalón en color verde militar, se vio a Vladímir Putin durante sus vacaciones en la región de Tuvá, cerca de la frontera con Mongolia. La pesca es una de las actividades favoritas del mandatario ruso, y en las imágenes aparece en el borde de una lancha con su caña para pescar y con un traje especial adentrándose al agua para practicar pesca submarina.

¡Ponte buzo!

Su faceta exploradora se hizo presente en su visita a la bahía de Balaklava, en Crimea, en agosto de 2015. El mandatario se sumergió en un pequeño submarino para observar los restos de un antiguo galón a 83 metros de profundidad, el cual había sido encontrado tres meses antes por un club de buzos en una zona próxima a la ciudad de Sebastopol. Estas imágenes causaron furor en las redes sociales, pese a que el líder ruso ya se había adentrado en las profundidades del océano en un par de ocasiones antes.

Guerra de miradas

Durante la Cumbre del G-20 en Hangzhou, China, que se realizó a principios de septiembre de 2016, una peculiar fotografía circuló por los medios y las redes sociales. No sólo era por los personajes que aparecían en ella, el entonces presidente estadounidense Barack Obama y el mandatario ruso Vladímir Putin, sino por la forma en que se veían el uno al otro. Un juego de miradas desafiantes y frías se ve claramente en la imagen. En aquella ocasión el tema central de la conversación entre los líderes de dos de los países más poderosos del mundo fue el alto al fuego en Siria, que le permitiría a ambos unir sus fuerzas en la lucha contra sus enemigos en común; sin embargo, no llegaron a un acuerdo.

Cuidado con el oso

Vestido con chamarra y gorra roja, el líder ruso visitó en 2012 un centro de investigación del oso polar en la isla Tierra de Alexandra, en el océano Ártico. Con ayuda de un equipo de científicos, Putin puso un collar con transmisor por satélite al cuello de un oso y estrechó su pata. Ésta no ha sido la única ocasión en la que se le ha visto ayudando animales, en 2008 durante su visita a la reserva forestal de Ussuriysky le colocó un satélite a un tigre, y durante sus vacaciones de julio de 2013, alimentó y acarició renos.

Vuela, vuela

A bordo de un ala delta a motor, Putin se dispuso a guiar por el aire a un grupo de cigüeñas criadas en una reserva natural, para integrarlas a la ruta migratoria hacia Asia junto con sus pares salvajes. Este fallido intento ocurrió en 2012 en la Península de Yamal, en Siberia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here