Como cocinar con seguridad utilizando los materiales apropiados para cada uso

Lo primero que debemos saber es que cada material con el que se fabrican los utensilios de cocina ha sido diseñado para un uso específico. 


Aunque nos hemos ido concienciando con la manipulación higiénica de los alimentos para evitar la presencia de enfermedades, en ocasiones descuidamos los materiales utilizados para la fabricación de los utensilios que solemos emplear.

Los materiales reaccionan de forma distinta  ante las temperaturas altas, algunos pueden llegar a liberar componentes nocivos en los alimentos, convirtiendo dichos utensilios en peligrosos.

Los materiales más seguros para cocinar:

Acero inoxidable

El acero inoxidable es una aleación de hierro con carbono, a la cual se le añaden metales pesados de diferentes proporciones para obtener diferentes características.

El acero inoxidable es el material más recomendado en servicios de alimentos, ya que no reacciona con los alimentos cocinados, su vida útil es alta y su limpieza y desinfección es sencilla.

Hierro fundido

Nos permite obtener una buena distribución y retención del calor. Es ideal para freír, cocinar a la brasa o a la plancha, buena opción para guisos de larga cocción. Puede durar mucho tiempo si lo conservamos bien.

Silicona

La silicona es un polímero incoloro e inodoro compuesto principalmente de silicio, material natural que podemos encontrar en las rocas, cuarzo y arena. Material  flexible, de gran resistencia y tolerancia a temperaturas muy altas.

Es muy utilizado para moldes, espátulas y otros tipos de utensilios, recomendado también para cocinar al vapor por su resistencia al calor. Es un material  inerte, no reacciona al contacto con los alimentos.

Vidrio

El vidrio es un material que no reacciona con los alimentos, no se desgasta y es ideal para guardar la comida, su limpieza y desinfección es sencilla. Es lo más indicado para cocinar en horno y microondas.

Cerámica

La cerámica es un material muy utilizado en la cocina, principalmente en vajillas, cuchillos o recubrimientos para sartenes y ollas.

La cerámica garantiza inocuidad de los alimentos, no altera su sabor ni libera metales que pueden dausar contaminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here