La búrbuja de las criptomonedas ha estallado

El martes 16 de enero, será recordado como el día elegido por los inversores de las criptomonedas, como el día que estalló cuasi definitivamente. Bitcoin, en concreto sufrió una retirada de capital que ha pasado de 231.202.265.123$ a 176.364.556.320$, en cuestión de horas, echen las cuentas de las cifras astronómicas. Pero esto se queda pequeño en comparación con la suma de las principales monedas que van detrás, como son Ethereum, Ripple, Litecoin, Dash, Bitcoincash, etc.


Los rumores sobre la prohibición de las criptomonedas en China y Corea del Sur han ayudado a ello. Debemos saber que los porcentajes mayores de monedas están en manos de unos pocos, los cuales pueden hacer sencillamente lo que quieran, tanto bajar, como subir su valor, lo que deja a merced del viento a los pequeños inversores. En total en este momento la bajada va por el -40%.

La caída en picado aún no se ha detenido y no se sabe cuando va a parar, en poco tiempo sabremos si es una realidad, o si por el contrario es una jugada de los bancos, grandes corporaciones, fondos de inversión o grandes fortunas, para hacerse con el control de lo que ellos pueden considerar preciadas monedas, bien para acabar con su rivalidad o bien para especular a su antojo.


Bitcoin la criptomoneda al borde del abismo

De todos es conocido que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, algo que no es cierto en absoluto ya que somos capaces de hacerlo millones de veces. Pero el animal llamado especulador no se suele equivocar tanto, conocedor de esa gran debilidad llamada codicia, está dispuesto a llevar al engaño al más pintado sin ningún ápice de escrúpulos.

Hablando claro, el boom de las criptomonedas, en especial el Bitcoin, la más popular, ha comenzado ha arrastrar a los nuevos codiciosos a invertir en este mundo, la gran mayoría desconocen por completo de que va el tema, solo escuchan que si compras ahora te puedes hacer rico, que cada Bitcoin valdrá millones en poco tiempo. Esta fiebre nos ha llevado al nacimiento de una nueva burbúja especulativa. De poco ha servido vivir la experiencia de la última búrbuja inmobiliaria, moneda del futuro la llaman, pero que todavía no sirve para nada más que para especular.

¿ Quién está detrás de esto ?

Existen multitud de criptomonedas similares a Bitcoin, todas comparten el mismo código fuente, pero hablaremos de la más popular. Según dicen solo hay 21 millones Bitcoins, de los cuales el 40% está en manos de tan solo 1000 personas, personas que nadie conoce, son ni más ni menos que los propietarios primarios. 

Estos han ido vendiendo sin escatimar recursos que es la moneda del futuro, lo mejor y más seguro, pero para pagar qué. Todo el que posee un Bitcoin te viene a decir lo mismo, compra ahora que estás a tiempo,  lógico, le interesa que haya demanda, mayor demanda mayor precio. Actualmente el precio ronda los 19.000$ por unidad, hace tan solo 7 meses valía 1000$.

De todos es conocida la práctica del minado, empresas, corporaciones e incluso gobiernos apostaron en su momento por ello y se conviertieron en los pioneros de la producción de criptomonedas, hoy en día el minado es poco rentable. Se requiere mucha inversión y el precio de la energía no ayuda.

Estamos padeciendo de Tulipomanía

De muchos es conocida la famosa crisis de los tulipanes, fiebre especulativa que surgió en los Países bajos en el siglo XVII, cuando miles de ignorantes ciudadanos de a pie se lanzaron a comprar bulbos de tulipanes, bulbos que podían conservarse unos 7 años. Alcanzaron precios astronómicos, muchos vendieron todas sus propiedades y ahorros para poder comprar tan solo uno.

Pero un 6 de febrero de 1637 su precio era tan alto que se puso a subasta medio kilo de bulbos que no encontraron comprador, la búrbuja estalló, de nada servía poner a la venta algo que no valía nada, la falta de garantías hizo el resto. Los miles de ilusos propietarios que llegaron a endeudarse por poseerlos quedaron arruinados.

Yo he conocido y vivido de cerca la búrbuja de las puntocom, su sobrevaloración llevó a su estallido produciéndose una criba, esto provocó la salida y desaparición de muchas, las pocas que quedaron sufrieron una corrección al alza en pocos años.

También conocida es la estafa piramidal de Forum Filatélico. De la crisis inmobiliaria que todavía estamos padeciendo mejor ni hablar.

Resumiendo

El que posee alguna cantidad significativa de Bitcoins, habiendo invertido una cantidad importante, se debe ir preparando para levantarse una mañana y darse cuenta que ha perdido su inversión. Sencillamente el que los posee no está dispuesto a desprenderse de ellos hasta que vea que su precio comienza a bajar, pero ya será tarde. Cuando los 1000 poseedores del 40% de los Bitcoins decidan recoger beneficios, esto habrá terminado el cuento de la búrbuja especulativa se habrá vuelto a repetir y la patata o estampita le habrá estallado en la cara del como siempre más ignorante.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here