Indicios de que el fin del mundo está cerca

La NASA ha conseguido que la opinión pública le preste un interés y atención especial a los meteoritos que se aproximan últimamente a la tierra. Con proyectos como el lanzamiento de la sonda espacial OSIRIS-REx, lanzada en Septiembre de 2016. Según la programación la sonda se aproximará al asteroide Bennu de 490 metros de diámetro, siendo considerado uno de los potencialmente peligrosos para la Tierra.

Recreación sonda OSIRIS-REx en Bennu

En agosto del 2018 y durante unos meses se dedicará a estudiar y  fotografiar su superfície para crear un mapa. En 2020 tomará contacto y extenderá su brazo robótico para tomar muestras de polvo de su superfície, después tomará de nuevo camino a la tierra cuya llegada está prevista para 2023.

ASteroide Bennu

Anteriormente pudimos contemplar el resultado de la misión Rosetta, sonda de la ESA (Agencia espacial europea), debía orbitar el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, para después posarse y tomar muestras, pero los resultados no fueron todo lo exitosos que se esperaban.

Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

¿Pero este interés repentino de las agencias espaciales a que viene ahora?, buscan financiación con la aprobación de los medios y la opinión pública, dinero que sale del bolsillo de los contribuyentes. Nos dicen que hay que seguir sus órbitas ya que pueden ser potencialente peligrosas para la tierra y que su estudio ayudará a enfrentarnos a ellos buscando una manera de destruirlos o desviarlos en caso de una más que probable colisión con la Tierra.

Pero y si ya saben que uno de ellos viene derechito a la Tierra, cosa que temo, ¿realmente nos informarían de tal peligro?, creo que no. No hace falta pensar demasiado cuando este tema, si eres cinéfilo, se ha tratado en películas como Deep Impact o 2012, olvidénse de Armageddon financiada por la NASA, en la que tratan de hacernos creer que nos avisarán con tiempo y conseguirán salvar al planeta del fin del mundo.

Me creo más propuestas como Deep Impact en la que solo se avisa cuando apenas quedan días y ya se ha envíado una misión que trate de evitar el desastre, o como en la película 2012, no se trata del tema de una colisión con un asteroide, pero si de como nuestros gobernantes se enfrantarían a una catástrofe de tan nefastas consecuencias como es el cambio espontáneo de los polos magnéticos. La forma de afrontarlo fue crear unos barcos gigantes financiado por ricachones en el que solo tendrían cabida los que pagan, los gobernantes y las grandes mentes que ayudarían a reconstruir la tierra después del desastre.

La única realidad es que si se acercara una catástrofe inminente, la gente de a pie, no sabría nada hasta el último segundo, cuando veamos un gran resplandor y una ráfaga de fuego que nos desintegraría. Con toda seguridad los gobiernos, políticos  y gente pudiente con el dinero que nosotros pusimos para que averiguen cuando será el momento, estarán a buen recaudo, en uno o varios búnkeres gigantescos, donde pasarán el tiempo que les quede de vida. Seguramente las grandes mentes serán literalmente secuestradas pocos días antes del impacto, por temor a que si se les avisa con tiempo alguno pueda hablar más de la cuenta o pueda tener reparos morales. El día que empiecen a desaparecer científicos misteriosamente, deberemos prepararnos para lo peor.

Las señales que vaticinan la apocalipsis como pueden ser falsos Cristos, falsos profetas que engañan a las multitudes, peste y enfermedad, grandes terremotos, guerras, etc., todo esto ya se ha producido, las evidencias de que la humanidad se dirige hacia la autodestrucción es cada vez más latente, superpoblación, cambio climático, armas de destrucción masiva, por lo que se puede decir que estamos en plena Apocalipsis, solo falta la guinda al pastel, el meteorito que acabe con todo y creo que para esto no estamos muy lejos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here